Descripción

La Hacienda San Bernardo ofrece el entorno ideal para combinar una estancia relajada en uno de los palacios de campo con piscina más emblemáticos de Córdoba, con una intensa actividad turística y cultural, gracias a su privilegiada ubicación entre las ciudades de mayor interés de Andalucía.
Es perfecta para reuniones de grupos de amigos o familias que buscan disfrutar del lujo al viejo estilo, en el ambiente exclusivo de un a casa-palacio de campo que ha albergado a los reyes de España y a miembros de la aristocracia.

El palacio

Reformado a principios del siglo XX para albergar a S.M. el Rey don Alfonso XIII en estilo español con inspiración italiana, consta de dos pisos con planta en “U”, que se dividen en dos alas distintas.

Se accede al ala nueva del palacio atravesando un luminoso porche con columnas de mármol negro. Impresiona especialmente la gran escalera de dos brazos también de ladrillo que conduce a la planta superior.

El salón

El impresionante hall de entrada de ladrillo, dominado por la espectacular chimenea esculpida también en ladrillo, nos da la bienvenida. Un acogedor fuego será el punto de reunión en invierno, en torno al cual se desarrollan animadas tertulias, antes o después de pasar al comedor, con una mesa con capacidad para 16 – 20 personas.

El artesonado de madera en estilo mudéjar y chimenea coronada por el escudo de la familia, confiere gran personalidad a este gran espacio, que da acceso al jardín de naranjos y a la capilla donde se reúne la familia para rezar.

Salón y escalera

Ocho habitaciones con cuarto de baño

Todos los cuartos de dormir disfrutan de magníficas vistas sobre los jardines y la finca. Siete de ellos son de dos camas (uno convertible en cama de matrimonio). La reforma realizada en los últimos años, ha permitido dotar al ala nueva del palacio de las mayores comodidades, que cuenta ahora con cuartos de de baño “en suite” en todas las habitaciones.

La capacidad actual del ala nueva es de 16 personas, alojadas en ocho habitaciones dobles con su cuarto de baño.

Siete habitaciones más

El ala vieja, de estilo rústico, permite alojar a grupos más grandes, gracias a que incrementa la capacidad del alojamiento con 13 camas más. Este ala conserva el estilo original de la casa, con sus siete habitaciones individuales y tres dobles, que compartirán dos cuartos de baño completos y un aseo con ducha. Todas ellas gozan de magníficas vistas al jardín y al campo.

Ala vieja, cuarto rojo

Dos acogedoras casillas en la finca para 8 personas más:

La Casilla del Jardinero

Acogedora casilla recién reformada, que sirvió de vivienda al jardinero de la propiedad. Es una vivienda unifamiliar, de singular encanto, que disfruta de vistas sobre la espectacular rosaleda y el palacio de San Bernardo, sin renunciar a su privacidad, con entrada y jardín independiente, toda ella en planta baja.

Un acogedor salón con encantadora chimenea y una cocina abierta, dan paso a las dos habitaciones dobles, una con romántica cama de matrimonio con dosel y otra con dos camas individuales, y un puf cama. Un cuarto de baño con ducha a compartir. La capacidad es de 4 personas con un máximo de 5 personas. Televisión.

San José, la casilla del guarda

Espectacular casa rural independiente, que sirvió de vivienda al Guarda Mayor de la Hacienda San Bernardo, disfruta de una ubicación excepcional, con espectaculares vistas y rodeada de naturaleza.

Una vivienda unifamiliar, con singular encanto, entrada y jardín independiente, que ofrece un lugar ideal para el contacto con la naturaleza a 10 minutos a pie del pueblo de Hornachuelos. Consta de un acogedor salón con chimenea y mesa de comedor, que da paso a dos habitaciones dobles, con camas individuales que comparten un amplio cuarto de baño con ducha. La capacidad es de 4 personas, cinco si se utiliza el sofá-cama plegable del salón.

Ideal como base de unas vacaciones familiares en entorno rural, rodeado de naturaleza en la que pasear, ver animales, conocer el espectáculo de la berrea del ciervo, o pasar un fin de semana de caza con amigos. Nada le distraerá del contacto con la naturaleza, no dispone de televisión, ni de teléfono ni de wifi.

Situada en el interior del Parque Natural de la Sierra de Hornachuelos, a 500 metros del pueblo de Hornachuelos, la casilla se ubica a la entrada de la Hacienda San Bernardo, una finca de más de mil trescientas hectáreas de vegetación espesa, típicamente mediterránea formada principalmente por alcornoques, encinas, quejigos, algarrobos y un monte bajo con gran variedad de jaras, romero, coscoja, lentisco…

Los jardines

El palacio está rodeado por cuatro jardines de estilos diferentes. Cruzando una verja presidida por el escudo de la familia propietaria, se accede a un camino en terraplén.
El cruceiro de granito situado en la rotonda central, copia del que se encuentra en el Monasterio de las Huelgas de Burgos, le dará la bienvenida y le acompañará por el camino bordeado de eucaliptos que nos conduce al jardín de los naranjos (jardines/favoritas/jardín naranjos).

Más de 25 variedades de naranjas dulces y amargas, pomelos, limones y mandarinos fueron plantados a principios del siglo XX. Destacan de ellas el aroma delicado y el sabor perfumado e intenso de variedades difíciles de encontrar hoy en día. En las tardes de verano, la sombra de los naranjos ofrece un refugio del calor y el lugar ideal para disfrutar de una cena a la luz de las velas.

Este jardín de naranjos da paso al jardín principal, de estilo francés, presidido por una fuente italiana de mármol blanco rodeada de boj y rosas. Cuatro angelitos esculpidos en Italia, uno de ellos retrato de un XVI Marqués de la Guardia niño, rodean la fuente.

La rosaleda, diseñada por el arquitecto francés Truffaut en 1914, que tuvo en sus orígenes multitud de variedades de rosas, es hoy día un lugar ideal para la lectura apartado del ruido y el jardín de olivos donde se sitúa la piscina.

JardínJardin naranjos

La piscina

En los últimos años, la Marquesa de La Guardia hace construir una piscina, aprovechando la antigua alberca de riego.
Situada junto al jardín de los naranjos, sobre un pequeño promontorio, su discreta ubicación permite disfrutar de total privacidad y de una temperatura privilegiada gracias a la brisa fresca que sopla de forma casi continua en las horas más calurosas del día.

La espectacular vista del palacio que se aprecia desde el lugar, hace de la piscina un punto ideal para los amantes de la pintura o la fotografía.

Desayuno en la piscinaPiscina

La finca

La Hacienda de San Bernardo es una finca de 1.350 hectáreas situada en el Parque Natural de la Sierra de Hornachuelos. De superficie escarpada, ofrece una gran diversidad botánica compuesta principalmente por monte mediterráneo, con enorme riqueza de especies.

Una gran belleza natural en estado prácticamente virgen, que permite realizar multitud de recorridos por la finca, disfrutando del paisaje tanto a pie como a caballo. Un lugar ideal para vivir el contacto con la naturaleza y acercar a sus hijos a los atractivos de un entorno virgen que les permite disfrutar de actividades al aire libre.

Una propiedad de explotación cinegética poblada por venados, jabalíes, corzos, perdices, conejos, liebres, además de las palomas, tórtolas y zorzales que atraviesan la finca en temporada.

Vista de la Finca

El parque natural de la sierra de Hornachuelos

Declarado parque natural en 1989, el Parque Natural de la Sierra de Hornachuelos abarca una superficie de más de 60.000 hectáreas. El Parque Natural de Hornachuelos está situado en el sector occidental de la provincia de Córdoba, dentro del macizo de Sierra Morena, incluye parte de los términos municipales de Almodóvar del Río, Hornachuelos, Posadas, Villaviciosa de Córdoba y una pequeña franja de Córdoba capital.

Gracias a su condición de reserva de la biosfera, el paisaje del Parque se mantiene prácticamente virgen, lo que incrementa su interés y su belleza. Con gran abundancia de encinas, alcornoques y quejigos, acebuches y dehesas con pasto bajo, encinas y alcornoques. Abundan también las zonas de monte bajo donde abunda la jara y especies nobles de matorral como el lentisco, arrayán, coscoja y madroño, el algarrobo, el palmito y el acebuche.

En los bordes de los ríos encontramos álamos, alisos y fresnos, así como hiedra y majuelo, especies propias de hábitats con altos niveles de humedad. Las aguas de estos cursos están colonizadas por elementos flotantes muy interesantes desde el punto de vista botánico como Ranunculus. Lemna, Potamogeton y Zannichellia.

En la actualidad la Sierra de Hornachuelos acoge a la mayor comunidad de rapaces de la provincia de Córdoba, destacando entre ellas al buitre negro, con una de las principales colonias de Andalucía, al buitre leonado, con seis colonias, y a las águilas imperial, real y perdicera, además de a poblaciones de rapaces nocturnas. Asimismo se observa la presencia escasa, pero siempre interesante, de la amenazada cigüeña negra. Hasta 30 especies de mamíferos viven en el Parque destacando el lobo, los pequeños carnívoros forestales y las importantes poblaciones de murciélagos, junto a las más abundantes, las cinegéticas ciervo y jabalí. No se pueden olvidar tampoco las bien conservadas comunidades de anfibios, así como varias especies de invertebrados e incluso un pez, el jarabugo.

Como atractivo cultural, existen restos romanos cerca de Posadas, entre los que encontramos lápidas y mosaicos, y las Torres de Ochavo y Cabrilla de construcción árabe, nos indican los diferentes pobladores que han ocupado la zona. De los más destacados de Córdoba es el castillo árabe de Almodóvar del Río. En Hornachuelos citar los restos de sus murallas y de su castillo.

Enlaces de interés:

Equipamiento y servicios

El palacio

  • Línea de teléfono fijo
  • Televisión con DVD, ubicada en el antiguo cuarto de lectura, en la primera planta, con objeto de preservar la calma y facilitar la conversación. En este cuarto originalmente se instaló uno de los primeros teléfonos de la zona, con ocasión de la visita del Rey. Calefacción central y agua caliente.
  • Cocina completamente equipada con microondas, lavaplatos, congelador, dos neveras, lavadora y plancha.
  • Posibilidad de servicio de cocina, baby sitting, lavado de ropa y planchado.

Jardín y piscina

  • El jardín dispone de 5 mesas redondas grandes de hierro
  • 30 sillas de jardín y diez tumbonas de piscina
  • Una barbacoa de carbón

Un palacio con personal a su servicio

San Bernardo dispone de personal que se preocupará de hacer de su estancia una experiencia única, unas vacaciones en las que relajarse y olvidarse de las labores domésticas más molestas. Habitualmente, el servicio de limpieza está incluido en el importe del alquiler.

Si desea hacer visitas culturales en los múltiples lugares cercanos de singular atractivo turístico mientras sus hijos más pequeños disfrutan de la piscina, podrá solicitar un servicio de babysitting que se ocupe de hacerles disfrutar de un día en contacto con la naturaleza.